top of page

Suscríbete

País

Cada semana, un nuevo artículo: ¡Inscríbete y aprende!

Si eres un profesional en Medicina Estética, sabrás lo esencial que es manejar y prevenir complicaciones. Suscríbete a nuestro newsletter y recibe consejos expertos y prácticas recomendadas de la Dra. Claudia Avaria. Eleva tu práctica y asegura el bienestar de tus pacientes. ¡No te quedes atrás, únete a nuestra comunidad ahora!

Complicaciones de la Toxina Botulínica en la Frente

Actualizado: 12 ene

Aplicarse Toxina Botulínica en la Frente puede traer ciertas complicaciones, que si bien son poco frecuentes y temporales (no permanentes) es conveniente conocerlas.



Complicaciones de la Toxina Botulínica en la Frente:


Existen 2 tipos de complicaciones por toxina botulínica en la Frente:


Que se suban mucho las cejas

Pueden ser ambas o sólo una. Se conocen con el nombre de "Cejas de Diablillo" o de "Mefisto". Se debe a que la dosis de toxina botulínica en el área ubicada sobre las cejas fue insuficiente, o si fue la dosis correcta, no produjo mucho efecto, por lo que el músculo frontal en su área lateral quedará con mucho más fuerza que en su zona central, lo que hará que se levanten las cejas en exceso. La solución es aplicar una dosis extra de toxina botulínica sobre las cejas en el área donde el músculo frontal quedó más activo (zona lateral del músculo) para poder relajarlo y que bajen las cejas (en el video se muestra un esquema)

Que se bajen demasiado las cejas

A esto se le llama "ptosis de frente", "ptosis de ceja". Esto sucede cuando la dosis de toxina botulínica aplicada en la frente es demasiada para la fuerza del músculo frontal, o si fue la dosis correcta, hizo demasiado efecto en el paciente. Por lo tanto, el músculo frontal se relaja demasiado y empuja las cejas hacia abajo, lo que provoca pesadez en la frente y cejas caídas. Si el paciente tiene flacidez en la zona del párpado superior, sumado a que las cejas están caídas, sentirá y verá que la piel de sus párpados superiores se posiciona sobre sus ojos, lo que le provocará una mirada más cerrada y pesada. A esto último se le llama "Pseudoptosis Palpebral", ya que no es una ptosis del párpado propiamente tal, si no que está provocada por el descenso de las cejas. En este caso, ya sea una ptosis de frente o una pseudoptosis palpebral, no es mucho lo que se puede hacer, salvo esperar alrededor de 1mes para que el efecto de la toxina botulínica disminuya su potencia y el músculo frontal recobre un poco de fuerza y permita subir las cejas nuevamente. Lo que puede ayudar a la recuperación más rápida son los ejercicios diarios que activen al músculo frontal y la aplicación de radiofrecuencia. Si no se realizan estas acciones igualmente el efecto indeseado pasará por sí solo.


Estas complicaciones son poco frecuentes y no son permanentes en el tiempo, sin embargo, es bueno saber por qué se producen y cómo tratarlas.


106 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page