top of page

Suscríbete

País

Cada semana, un nuevo artículo: ¡Inscríbete y aprende!

Si eres un profesional en Medicina Estética, sabrás lo esencial que es manejar y prevenir complicaciones. Suscríbete a nuestro newsletter y recibe consejos expertos y prácticas recomendadas de la Dra. Claudia Avaria. Eleva tu práctica y asegura el bienestar de tus pacientes. ¡No te quedes atrás, únete a nuestra comunidad ahora!

Ptosis Palpebral por Toxina Botulínica o botox



En el siguiente artículo te explicaré qué es la Ptosis Palpebral por Toxina Botulínica o botox, también conocida como blefaroptosis, por qué se produce y cómo se aborda esta condición.


¿Qué es la Ptosis Palpebral por Toxina Botulínica o botox?

La ptosis palpebral se refiere a la caída del párpado, en este caso es el superior. Puede ser parcial o total y generalmente es unilateral. Puede estar asociada o no a ptosis de frente, lo cual puede empeorar la situación.


¿Por qué se produce la Ptosis Palpebral?

Esta blefaroptosis superior se produce por la migración de pequeñas cantidades de Toxina Botulínica al músculo Elevador del Párpado Superior cuando se tratan los músculos del entrecejo o glabela. Se produce entre el 1 y el 3% de los casos aproximadamente.


Esta migración de Toxina Botulínica es probable que se produzca a través del Septum Orbitario cuando se inyecta los músculos corrugadores. Algunos autores también comentan que puede difundir a través del Foramen Supraorbitario y por el periostio.


Puede producirse cuando se inyecta Toxina Botulínica muy cerca del Reborde Orbitario Superior, cuando se inyecta mucho volumen o se expulsa el líquido con mucha fuerza. También tiene más riesgo de producirse cuando el paciente se masajea la zona en forma involuntaria después de aplicar Toxina Botulínica.


¿Cuáles son los signos de la Ptosis del Párpado Superior?

Los pacientes experimentan sensaciones de pesadez en el ojo y dificultad para abrir el párpado superior. Esto puede variar desde una afectación leve que apenas se nota, hasta una forma más grave en la que el párpado superior se cierra por completo (esta última es muy rara). Por lo general, esto se manifiesta alrededor del quinto día posterior a la aplicación de la Toxina Botulínica y dura aproximadamente de 3 a 4 semanas. Sin embargo, es importante destacar que esta duración es más corta que el efecto de la Toxina Botulínica en los músculos del entrecejo, ya que la cantidad que migra es mínima. Eventualmente, todo vuelve a la normalidad.


¿Cuál es el tratamiento de la Ptosis del Párpado Superior?

Por lo general, la afección se resuelve por sí sola, pero existen algunas medidas que pueden aliviar los síntomas mientras tanto. Para ello, se pueden utilizar colirios especiales para los ojos, originalmente diseñados para tratar el glaucoma, como el colirio de apraclonidina y el colirio de tartrato de brimonidina. La aplicación de estos colirios puede incrementar la elevación del párpado en aproximadamente 1 o 2 mm. Estos colirios contienen compuestos que son agonistas alfa adrenérgicos que actúan sobre un músculo que se encuentra justo por debajo del músculo elevador del párpado superior, el músculo de Müller o Tarsal Superior y que lo asiste en la tarea de abrir el párpado superior.


¿Cómo se puede evitar la Ptosis del Párpado Superior?

  • Dejar un margen de seguridad de al menos 1cm con el Reborde Orbitario Superior.

  • No inyectar sobre la línea media pupilar ni distal a ésta.

  • No inyectar demasiado líquido.

  • Inyectar el líquido lentamente.

  • Pinzar el músculo Corrugador con los dedos al inyectar y aplicar presión digital sobre el Reborde Supraorbitario.

  • La aguja no debe tocar el periostio al inyectar.

  • Ajustar la profundidad de la inyección: la zona media y externa del corrugador debe inyectarse más superficialmente que la zona más interna de este músculo.

  • La aguja debe estar en forma perpendicular al músculo corrugador, no debe dirigirse ni hacia abajo (hacia la orbita), ni hacia arriba (hacia el músculo Frontal). Algunos estudios recomiendan incluso inyectar en forma paralela a las fibras del músculo corrugador.

  • Aconsejar al paciente que no se toque o masajee la zona durante al menos 4 horas.


Conclusión:

La Ptosis Palpebral Superior por Toxina Botulínica es una complicación poco frecuente. Es una afección temporal que se resuelve por sí sola y no deja secuelas permanentes.

3391 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page