top of page

Suscríbete

País

Cada semana, un nuevo artículo: ¡Inscríbete y aprende!

Si eres un profesional en Medicina Estética, sabrás lo esencial que es manejar y prevenir complicaciones. Suscríbete a nuestro newsletter y recibe consejos expertos y prácticas recomendadas de la Dra. Claudia Avaria. Eleva tu práctica y asegura el bienestar de tus pacientes. ¡No te quedes atrás, únete a nuestra comunidad ahora!

Caída de Cejas o Ptosis de Cejas por Toxina Botulínica



¿Qué es la Ptosis de Cejas?


La Ptosis de Cejas (por toxina botulínica), también conocida como "caída de las cejas" o Ptosis de Frente, es la condición en la que las cejas descienden debido a la aplicación de toxina botulínica en el músculo frontal. Esto ocurre cuando el músculo frontal se relaja en exceso, causando que las cejas caigan. Es una complicación poco frecuente, dentro de la cual, lo más frecuente es que sean ambas cejas las que desciendan, aunque puede ser solamente una.


Ojo: No se debe confundir con la Ptosis Palpebral Superior por toxina botulínica, donde el músculo afectado no es el músculo frontal, si no que es el músculo elevador del párpado superior.


¿Por qué se produce la Ptosis de Cejas? o (por qué se puede relajar en exceso el músculo frontal)


La ptosis de cejas puede deberse a la aplicación de una alta dosis de toxina botulínica en el músculo frontal, lo que resulta en una relajación excesiva de éste y la consiguiente caída de las cejas. También puede ocurrir si se aplica una dosis correcta de toxina botulínica pero el paciente es muy sensible a la toxina y le hace mayor efecto del esperado. Y la última causa puede ser una migración o difusión no esperada de la toxina botulínica desde los músculos corrugadores hacia fibras vecinas inferiores del músculo frontal. 


Signos y Síntomas de la Ptosis de Cejas


  • Altura de las cejas más bajas de lo normal

  • Imposibilidad de levantar las cejas (o si se levantan, es muy poco)

  • Pesadez en la frente

  • Pesadez sobre los párpados superiores

  • Dificultad para abrir los párpados superiores en casos de exceso de piel sobre éstos debido a la caída de las cejas.


¿Cómo evitar la Ptosis de cejas?


Es importante tener precaución al aplicar toxina botulínica en pacientes con frentes estrechas y/o músculos frontales débiles. Se recomienda aplicar dosis mínimas, esperar 15 días y volver a evaluar. Además, es esencial identificar a los pacientes que utilizan el músculo frontal de manera compensatoria debido al exceso de piel en el párpado superior, ya que en este caso es mejor no tratar el músculo frontal o tratarlo con dosis mínimas. Y en el caso de migraciones de toxina botulínica, para evitarlas, se recomienda aplicar lentamente, con la angulación adecuada de la aguja y a la profundidad correcta. 


¿Cómo tratar la ptosis de cejas?


El tratamiento para la ptosis de cejas consiste en realizar ejercicios de elevación de las cejas, sesiones de radiofrecuencia y, en algunos casos, aplicar dosis de toxina botulínica en ciertos músculos para compensar el descenso de las cejas como en la parte superoexterna del músculo orbicular de los ojos, cabeza de los músculos corrugadores y en el músculo procerus. También es importante tener paciencia, ya que el músculo frontal recuperará su fuerza original con el tiempo. Por lo general, se verá una mejoría al mes de aplicada la toxina, pero todo depende de la dosis que se aplicó originalmente.

 

Conclusión

Lo más común en cuanto a la alteración de la altura de las cejas por aplicación de  toxina botulínica es que se eleven más de lo deseado, lo que se conoce como “Cejas de Mefisto”, lo cual tiene una fácil solución. Pero también, como vimos recién y que es menos común, es el descenso de cejas, lo cual  es mucho más incómodo para el paciente y la solución más que nada es esperar que el efecto de la toxina botulínica desaparezca.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments